Horario de atención Lunes a Viernes 10:00 a 19:00 hrs.

Informes:(55) 1543 8459, (55) 1543 8460

  • Medicamentos

  • Concentrado para infusión intravenosa. La suspensión es roja, traslúcida, estéril. Cada ml de SUSPENSIÓN contiene:

    Clorhidrato de doxorubicina 2.0 mg / Vehículo, c.b.p. 1.0 ml.

    CAELYX® está indicado:

    • Como monoterapia en pacientes con cáncer de mama metastásico en quienes existe un mayor riesgo cardiaco.
    • En el tratamiento del cáncer de ovario avanzado, en pacientes con falla a la quimioterapia de primera línea basada en platino.
    • En combinación con bortezomib para el tratamiento del mieloma múltiple progresivo en pacientes que recibieron al menos una terapia previa y que ya fueron sometidos, o bien, no son candidatos a trasplante de médula ósea.
    • Para el tratamiento del Sarcoma de Kaposi (SK) asociado al Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA) en pacientes con cuenta baja de CD4 (< 200 linfocitos CD4/mm3) y enfermedad mucocutánea o visceral extensa. CAELYX® puede utilizarse como tratamiento de primera o segunda línea en SK-SIDA, en pacientes cuya enfermedad ha progresado con, o en pacientes intolerantes a, una quimioterapia sistémica combinada con al menos dos de los siguientes agentes: un alcaloide de la vinca, bleomicina y doxorubicina estándar (u otra antraciclina).
    • Su venta requiere receta médica.
    • No se deje al alcance de los niños.
    • No se use este producto si muestra evidencia de precipitación o cualquier otro material particulado.
    • Este producto sólo debe administrarse en clínicas y hospitales bajo supervisión médica continua.
    • Este medicamento debe ser administrado únicamente por médicos especialistas en oncología y por personal paramédico con experiencia en quimioterapia antineoplásica.
    • JANSSEN-CILAG, S. A. de C. V.
    • Reg. Núm. 175M98, SSA IV
    • CONTRAINDICACIONES
    • PRECAUCIONES
    • Hipersensibilidad al principio activo o cualquiera de los excipientes.
    • No debe utilizarse para tratar SK-SIDA que puede ser manejado eficazmente con terapia local o tratamiento sistémico con interferón alfa.
    • No debe ser administrado durante el embarazo ni la lactancia.

    Toxicidad cardiaca: Se recomienda que todos los pacientes que reciben CAELYX® de manera rutinaria se sometan a monitoreo frecuente de ECG. Los cambios transitorios en el ECG tales como aplanamiento de ondas-T, depresión del segmento S-T y arritmias benignas no son consideradas como indicaciones absolutas para la interrupción de la terapia con CAELYX®. Sin embargo, la reducción del complejo QRS es considerada más indicativa de toxicidad cardiaca. Si este cambio ocurre, debe considerarse la prueba definitiva de lesión miocárdica por antraciclinas, es decir, una biopsia de endomiocardio.
    Métodos más específicos para evaluación y monitoreo de la función cardiaca, en comparación con el ECG, son la medición de la fracción de eyección del ventrículo izquierdo por ecocardiografía o preferentemente la Arteriografía de Puertos Múltiples (MUGA). Estos métodos deben ser aplicados rutinariamente antes del inicio de la terapia con CAELYX® y deben repetirse periódicamente durante el tratamiento.
    La evaluación de la función ventricular izquierda se considera obligatoria antes de cada administración adicional de CAELYX® que exceda la dosis acumulativa de antraciclina de 450 mg/m2.
    Las pruebas y métodos de evaluación mencionados previamente en cuanto al monitoreo del desempeño cardiaco durante el tratamiento con antraciclinas deben emplearse en el siguiente orden: monitoreo con ECG, medición de la fracción de eyección del ventrículo izquierdo, biopsia endomiocárdica. Si alguna de las pruebas indica la posibilidad de una lesión cardiaca asociada al tratamiento con CAELYX®, se debe considerar cuidadosamente el beneficio de continuar el tratamiento frente al riesgo de causar daño miocárdico.
    Los pacientes con antecedentes de enfermedad cardiovascular deben recibir CAELYX® sólo cuando el beneficio sea superior al riesgo.
    Debe tenerse precaución en pacientes con función cardiaca disminuida que reciben CAELYX®.
    Cuando se sospecha cardiomiopatía, Ej. la fracción de eyección del ventrículo izquierdo ha disminuido relativamente al compararla con los valores previos al tratamiento y/o la eyección del ventrículo izquierdo es menor que un valor pronóstico relevante (Ej. < 45%), se deben realizar biopsias endomiocárdicas y evaluarse cuidadosamente el beneficio de continuar la terapia contra el riesgo de producir daño cardiaco irreversible.
    La insuficiencia cardiaca congestiva debida a cardiomiopatía puede ocurrir repentinamente, sin cambios previos en el ECG y también puede encontrarse varias semanas después de suspender el tratamiento.
    Se requiere precaución en pacientes que han recibido otras antraciclinas. La dosis total de clorhidrato de doxorubicina liposomal pegilada, debe tomar en cuenta cualquier tratamiento previo (o concomitante) con compuestos cardiotóxicos tales como otras antraciclinas/antraquinonas, ej. 5-fluoruracilo. Puede ocurrir toxicidad cardiaca también con dosis acumulativas menores a 450 mg/m2 en pacientes previamente tratados con radioterapia a mediastino o en aquellos que reciben tratamiento concomitante con ciclofosfamida.
    El perfil de seguridad cardiaca para el esquema de dosificación recomendado tanto para cáncer de mama como de ovario (50 mg/m2) es similar al perfil de dosis de 20 mg/m2 en pacientes con SK-SIDA.
    Mielosupresión: Muchos pacientes tratados con CAELYX® presentan mielosupresión basal debido a factores tales como su enfermedad preexistente por VIH o la administración de numerosos medicamentos concomitantes, o tumores que involucran la médula ósea.
    En el ensayo principal en pacientes con cáncer de ovario tratadas con dosis de 50 mg/m2, la mielosupresión fue generalmente leve a moderada, reversible y no se asoció con episodios de neutropenia y fiebre o sepsis. Además, en un ensayo clínico controlado de CAELYX® vs topotecan, la incidencia de sepsis relacionada al tratamiento fue sustancialmente menor en las pacientes con cáncer de ovario tratadas con CAELYX® comparadas con el grupo tratado con topotecan. En pacientes con cáncer de mama metastásico que recibieron CAELYX®, en un ensayo clínico utilizando el fármaco como primera línea, se observó una baja incidencia de mielosupresión.
    En contraste con la experiencia en pacientes con cáncer de mama o de ovario; la mielosupresión parece ser un evento adverso limitante de dosis en pacientes con SK-SIDA. Debido a su potencial de supresión de la médula ósea, se deberán llevar a cabo recuentos sanguíneos periódicos durante el curso de tratamiento con CAELYX®, y como mínimo, antes de cada dosis de CAELYX®.
    La mielosupresión severa persistente, puede resultar en una infección grave o hemorragia.
    En estudios clínicos controlados en pacientes con SK-SIDA frente al régimen bleomicina/vincristina, las infecciones oportunistas fueron aparentemente más frecuentes durante el tratamiento con CAELYX®. Los pacientes y médicos deben conocer esta mayor incidencia y tomar las medidas apropiadas.
    Al igual que con otros agentes antineoplásicos susceptibles de provocar alteración del ADN, se han comunicado leucemias mieloides agudas secundarias y mielodisplasias en pacientes que habían recibido tratamiento combinado con doxorubicina. Por lo tanto, se deberá mantener bajo supervisión hematológica cualquier paciente tratado con este fármaco.
    Dada la diferencia en los perfiles farmacocinéticos y regímenes de dosis, CAELYX® no deberá utilizarse de manera intercambiable con otras formulaciones de clorhidrato de doxorubicina.
    Reacciones asociadas con la infusión: A los pocos minutos de iniciar la infusión de CAELYX® pueden producirse reacciones a la infusión graves y a veces, con amenaza para la vida, de tipo alérgico o anafilactoide con síntomas que incluyen asma, enrojecimiento facial, urticaria, dolor torácico, fiebre, hipertensión, taquicardia, prurito, sudoración, dificultad al respirar, edema facial, escalofríos, dolor lumbar, opresión en el pecho y garganta e hipotensión. En relación con las reacciones a la infusión también se han observado convulsiones muy raramente. Estos síntomas generalmente se resuelven con la interrupción temporal de la infusión, sin terapia adicional. No obstante, deberán estar disponibles para un uso inmediato de los medicamentos para tratar estos síntomas (por ejemplo, antihistamínicos, corticosteroides, adrenalina y antiepilépticos), así como un equipo adecuado para emergencias. En la mayoría de los pacientes el tratamiento se puede reanudar después de que todos los síntomas se hayan resuelto, sin presentarse recurrencia. Raramente vuelven a producirse reacciones a la infusión después del primer ciclo de tratamiento. Para disminuir al máximo el riesgo de reacciones a la infusión, se deberá administrar la dosis inicial a una velocidad no superior a 1 mg/minuto.
    Pacientes diabéticos: Se debe tener en cuenta que cada vial de CAELYX® contiene sucrosa y que la dosis se administra en solución de glucosa para infusión al 5% (50 mg/ml).
    Para eventos adversos comunes que requieren modificación o suspensión de la dosis, consultar sección de Reacciones secundarias y adversas.
    La influencia de CAELYX® sobre la capacidad para conducir y utilizar máquinas es nula o insignificante. No obstante, en estudios clínicos realizados hasta la fecha, la administración de CAELYX® se asoció a mareos y somnolencia de forma infrecuente (< 5%). Los pacientes que sufran estos efectos deben evitar conducir y utilizar maquinaria.