Horario de atención Lunes a Viernes 10:00 a 19:00 hrs.

Informes:(55) 1543 8459, (55) 1543 8460

Fosfidex

  • Medicamentos

  • Cada frasco ámpula con polvo liofilizado contiene:

    Ifosfamida 200 y 500 mg, 1 y 2 g

    FOSFIDEX está indicado en combinación con otros agentes antineoplásicos y de mesna (un agente profiláctico de la toxicidad vesical) en el tratamiento del cáncer testicular de células germinativas.
    FOSFIDEX también se utiliza en sarcomas de tejidos blandos, en sarcoma de Ewing y en linfomas no Hodgkin.
    Además, FOSFIDEX se ha utilizado en el tratamiento del carcinoma de pulmón, de cérvix y carcinoma pancreático.

    • Su venta requiere receta médica.
    • No se deje al alcance de los niños.
    • No se administre durante el embarazo y lactancia.
    • Este medicamento deberá ser administrado únicamente por médicos especialistas en oncología y con experiencia en quimioterapia antineoplásica.
    • MEDICAMENTO DE ALTO RIESGO
    • Hecho en México por: LABORATORIOS PISA, S. A. de C. V.
    • Reg. Núm. 383M99, SSA
    • CONTRAINDICACIONES
    • PRECAUCIONES

    FOSFIDEX está contraindicado en pacientes con deterioro importante de la función renal y hepática, con depresión grave de la médula ósea y en personas con antecedentes de hipersensibilidad a la ifosfamida. Asimismo, la ifosfamida no debe utilizarse en mujeres embarazadas y/o en periodo de lactancia.

    La administración de FOSFIDEX debe ser bajo la supervisión de un médico con experiencia en quimioterapia antineoplásica. Las dosis de FOSFIDEX deben de ser ajustadas individualmente para cada paciente de acuerdo con la respuesta clínica y/o a la presencia de toxicidad.
    Para reducir el riesgo de cistitis hemorrágica se recomienda que la ifosfamida se administre por la mañana para dar tiempo a que los metabolitos sean excretados en el transcurso del día. La vejiga debe vaciarse frecuentemente para evitar el contacto prolongado de los metabolitos irritantes sobre la mucosa vesical. La hidratación adecuada y el uso profiláctico de mesna, puede de igual forma prevenir la cistitis.
    El desarrollo de irritación leve de la vejiga puede requerir ajuste de la dosis de mesna. A pesar de que el uso de mesna reduce en gran parte el riesgo de urotoxicidad, se debe suspender el tratamiento ante cualquier signo de cistitis hemorrágica. Los casos severos pueden requerir reposición de sangre, electrocauterización y criocirugía. Las dosis subsecuentes de ifosfamida deben darse hasta que la hematuria microscópica se haya resuelto y se debe tener mucha precaución, ya que la recurrencia es común.
    Si se presenta leucopenia o trombocitopenia grave la ifosfamida debe suspenderse hasta que los recuentos plaquetarios y de leucocitos retornen a niveles satisfactorios. Posteriormente se puede reinstalar nuevamente el tratamiento con dosis menores.
    Se debe poner especial cuidado en los pacientes que desarrollen trombocitopenia como consecuencia del tratamiento con ifosfamida y se deberá evitar toda clase de procedimientos invasivos cuando esto sea posible. El uso de catéteres implantables como Port-A-Cath® son recomendables para disminuir la frecuencia de venopunciones. Se debe de examinar frecuentemente los sitios de venopunción, piel, mucosas, evaluación de heces y orina en búsqueda de sangre oculta. Además, se debe evitar la administración de antiinflamatorios no esteroideos y alcohol por el riesgo de ocasionar hemorragia gastrointestinal.
    Los personas que desarrollen leucopenia durante el tratamiento deben ser observados cuidadosamente para descartar oportunamente cualquier signo de infección. En aquellos pacientes neutropénicos que presenten fiebre, se recomienda iniciar tratamiento empírico con antibióticos de amplio espectro hasta que se obtengan los resultados de los cultivos.