Horario de atención Lunes a Viernes 10:00 a 19:00 hrs.

Informes:(55) 1543 8459, (55) 1543 8460

Cryofaxol

  • Medicamentos

  • Cada frasco ámpula con liofilizado contiene: Cada frasco ámpula con liofilizado contiene:

    Ciclofosfamida monohidratada equivalente a 200 mg de ciclofosfamida
    Ciclofosfamida monohidratada equivalente a 500 mg de ciclofosfamida

    CRYOFAXOL® (ciclofosfamida) es un antineoplásico indicado en el tratamiento de diversas neoplasias como son linfomas malignos, mieloma múltiple, leucemias, sarcomas, neuroblastoma, carcinoma ovárico y mamario, entre otros.
    CRYOFAXOL® también se utiliza para tratar enfermedad de Hodgkin, micosis fungoides, síndrome nefrótico, lupus eritematoso, artritis reumatoide grave y vasculitis reumatoide. Forma parte del régimen de acondicionamiento para trasplante de médula ósea.

    • Su venta requiere receta médica.
    • No se deje al alcance de los niños.
    • No se administre si la solución no es transparente, si contiene partículas en suspensión o sedimentos.
    • No se administre si el cierre ha sido violado.
    • Este medicamento deberá ser administrado únicamente por médicos especialistas en oncología y con experiencia en quimioterapia antineoplásica.
    • Medicamento de alto riesgo.
    • No se use en el embarazo ni la lactancia.
    • Hecho en México por: LABORATORIOS CRYOPHARMA, S. A. de C. V.
    • Reg. Núm. 057M2005, SSA IV
    • CONTRAINDICACIONES
    • PRECAUCIONES

    El medicamento no debe administrarse a pacientes con hipersensibilidad a la ciclofosfamida o a cualquier componente de la fórmula. Se debe utilizar con cautela en personas con supresión de médula ósea o disfunción renal o hepática.

    En los pacientes con supresión de la médula ósea puede ser necesario disminuir la dosis inicial del medicamento de 33 a 50%. Antes de instaurar la administración de ciclofosfamida se verificará que la densidad de la orina sea menor de 1,010 y que la diuresis sea mayor de 100 ml/m2/hora (o 3 ml/kg/hora).
    En caso de que se presente cistitis hemorrágica, será necesario suspender la administración del medicamento.
    Durante el tratamiento con ciclofosfamida se vigilará el estado clínico del paciente mediante la determinación de hematimetría completa con cuenta diferencial y de plaquetas, tasa de eritrosedimentación, nitrógeno de la urea sanguínea, análisis de orina, electrólitos y creatinina séricos, densidad urinaria y diuresis.
    Es importante que la hidratación sea adecuada y abundante, así como favorecer la micción frecuente para facilitar la eliminación de ácido úrico y evitar la cistitis hemorrágica.
    Es necesario que la ingesta de líquidos sea abundante y que la diuresis sea satisfactoria. Se tendrá presente cualquier problema o dolor con la micción, hemorragias o equimosis, fiebre o faringitis persistente, sangre en orina o heces, erupciones cutáneas o ictericia.
    El paciente puede volverse más susceptible a infecciones, por lo que se evitará el hacinamiento y la exposición innecesaria a posibles fuentes de infección.
    Se utilizará con precaución el medicamento en caso de leucopenia grave, trombocitopenia, infiltración de células malignas de la médula ósea, después de radioterapia reciente o quimioterapia, lo mismo que en caso de nefropatía o hepatopatía.
    Se recomendará el empleo de anticonceptivos en personas en edad reproductora mientras se administra este medicamento y durante cuatro meses después, ya que puede ser teratógeno.