Horario de atención Lunes a Viernes 10:00 a 19:00 hrs.

Informes:(55) 1543 8459, (55) 1543 8460

Plaquenil

  • Medicamentos

  • HIDROXICLOROQUINA

    Caja con 20 tabletas de 200 mg en envase de burbuja.

    Tratamiento supresivo y de ataques agudos de paludismo (malaria) debido a Plasmodium vivax, P. malarie y P. ovale, y cepas susceptibles de P. falciparium. También está indicado para el tratamiento de artritis reumatoide y lupus eritematoso sistémico y discoide.

    SANOFI-AVENTIS DE MÉXICO, S.A. de C.V.

    Acueducto del Alto Lerma No. 2

    Zona Industrial Ocoyoacac

    C.P. 52740, Ocoyoacac, México, México

    Reg. Núm. 258M2014, SSA IV

    ®Marca Registrada

    • CONTRAINDICACIONES
    • PRECAUCIONES

    Se contraindica su uso ante la presencia de cambios retinianos o en el campo visual atribuibles a compuestos relacionados con las 4-aminoquinoleínas. Maculopatía preexistente del ojo. Terapia a largo plazo en niños menores de 12 años. El uso de hidroxicloroquina en pacientes con psoriasis puede precipitar un severo ataque de la misma. En pacientes con porfiria, esta alteración se puede exacerbar. Hipersensibilidad a los componentes del producto y a otros del mismo grupo.

    La hidroxicloro­quina no es efectiva contra las cepas de P. falciparum resistentes a la cloroquina, y no tiene actividad contra las formas exo-eritrocíticas de P. vivax, P. ovale y P. malariae, y por lo tanto, no previene la infección debida a estos organismos cuando se da profilácticamente, y tampoco previene la recidiva a la infección por estos agentes.

    Debido a la sensibilidad especial de los niños a los compuestos 4-aminoquinoleínicos y a la toxicidad mayor de estos compuestos en ellos, la hidroxicloroquina debe conservarse fuera del alcance de ellos.

    El uso de PLAQUENIL® puede exacerbar la psoriasis y la porfiria, por lo que debe usarse con precaución en estos casos. Asimismo, debe ser utilizado con precaución en pacientes con enfermedad gastrointestinal, neurológica o hematológica, así como en individuos con hipersensibilidad a la quinina.

    Si la terapia con hidroxicloroquina se prolonga, deben realizarse citologías hemáticas periódicas. Si aparecen anormalidades se recomienda suspender el medicamento.

    A todos los pacientes que usan hidroxicloroquina por periodos prolongados se les deben realizar exámenes periódicos de la función músculo-esquelética y de reflejos osteotendinosos. Si se presenta debilidad, el medicamento debe suspenderse.

    Debe tenerse precaución en pacientes con enfermedad hepática o renal, en quienes puede ser necesaria una reducción de la dosis. También debe tratarse con precaución a personas que toman medicamentos que pudieran afectar estos órganos.

    PLAQUENIL® debe administrarse con precaución a pacientes con deficiencia de glucosa-6-fosfato deshidrogenasa.

    Antes de iniciar un tratamiento a largo plazo, ambos ojos deben examinarse con cuidado, valorando agudeza visual, visión central, visión del color y fundoscopia con ayuda de un oftalmoscopio. Después, este examen debe repetirse por lo menos anualmente.

    La toxicidad retiniana de la hidroxicloroquina es menor que la de la cloroquina, y en general se relaciona con la dosis. El riesgo de daño retiniano es pequeño con dosis diarias de hasta 6.5 mg/kg de peso corporal. El exceder la dosis diaria recomendada aumenta importantemente el riesgo de toxicidad retiniana.

    El examen oftalmológico debe ser más frecuente y adaptado al paciente, en las siguientes situaciones:

    – Dosis diaria que exceda 6.5 mg/kg de peso corporal magro (ideal); si se usa el peso corporal absoluto como una guía de dosificación, podría incurrirse en sobredosis en casos de obesidad.

    – Insuficiencia renal.

    – Dosis acumulada mayor de 200 g.

    – Senilidad.

    – Disminución de la agudeza visual.

    Debe discontinuarse inmediatamente el medicamento en caso de observarse cualquier alteración visual (agudeza visual, visión del color, etc.), y después debe seguirse al paciente en forma estrecha para descartar progresión de la anormalidad. Los cambios retinianos y las alteraciones visuales pueden progresar después de suspender el tratamiento. Ver Reacciones secundarias y adversas.

    No se recomienda el uso concomitante de hidroxicloroquina con fármacos conocidos por inducir toxicidad retiniana, como el tamoxifeno.

    Se ha demostrado que el PLAQUENIL® puede causar hipoglucemia grave con pérdida del estado de conciencia que podría ser mortal en pacientes tratados con o sin hipoglucemiantes orales. Ver Interacciones y Reacciones secundarias y adversas. Los pacientes tratados con PLAQUENIL® deben ser informados sobre el riesgo de hipoglucemia así como sus signos y síntomas asociados. En los pacientes que presenten síntomas sugestivos de hipoglucemia durante el tratamiento con PLAQUENIL® se deben monitorear los niveles de glucosa y si es necesario modificar el tratamiento.

    En casos muy raros se ha reportado comportamiento suicida en pacientes tratados con hidroxicloroquina.

    Pueden ocurrir desordenes extrapiramidales con PLAQUENIL®.

    Se han reportado casos de cardiomiopatía que resulta en insuficiencia cardiaca que en algunos casos tuvieron desenlaces mortales en pacientes tratados con hidroxicloroquina. Ver Reacciones secundarias y adversas. Se deben vigilar signos y síntomas de cardiomiopatía y si se desarrolla, se debe interrumpir el medicamento. Se debe considerar toxicidad crónica si se diagnostican alteraciones de la conducción (bloqueo de rama o bloqueo auriculo-ventricular) o hipertrofia bi-ventricular.

    Debe advertirse a los pacientes que conducen automóviles y/o que operan maquinaria que puede haber una disminución de la capacidad acomodativa del cristalino y visión borrosa. Si estos síntomas no se autolimitan, puede estar indicada una disminución provisional de la dosis.